lunes, 7 de septiembre de 2009

Arroz meloso con pescado

Ayer mi madre nos deleitó con esta receta, sencilla como pocas pero que si se hace bien quedas como un campeón. Supongo que gran parte del éxito de la receta consiste en la experiencia que uno tenga en los fogones, pero como estamos haciéndonos pros poco a poco, vamos para allá:

Para seis personas:
Medio kilo de arroz SOS
Dos colas de rape (500 g o así)
6 Mejillones (300 gr aprox)
1/4 chirlas
1/4 de gambas arroceras
1 calamar entero y limpio
Sal al gusto

Ponemos todos los frutos del mar en la olla con dos litros de agua. Se puede hacer por separado si no os cabe en una sola olla. Cuando esté el caldo, se reserva.
Se pilla una cazuela no muy honda, se pone una cucharada de aceite y se sofríe pimiento verde, ajo y tomate triturado (de bote o natural, como gustéis). Se rehoga medio kilo de arroz en el sofrito para que absorba todo el aceite y se añade el caldo de pescado y unas hebras de azafrán. Si queda con poco color podemos echarle colorante, para que quede vistoso y gustoso. Se controla el fuego para que no se pegue, moviéndolo de las asas regularmente. Esto tarda en hacerse unos veinte-veinticinco minutos, se va probando el arroz para notar si está duro o no, y cuando esté se deja reposar un par de minutos. A mitad de cocción se le añaden todos los bichitos que hemos cocido previamente, limpios de conchas, espinas y caparazones varios. Al tiempo de apagar el fuego se pelan doce langostinos y se ponen por encima adornando la cazuela. El arroz debe quedar meloso, si veis que queda un poco seco siempre se puede añadir un poco más de caldo. Ya sólo queda servir y a disfrutar!

2 comentarios:

gomezinho dijo...

Muy buena receta, hermano. Desde luego para lo que nos viene encima en otoño y en invierno es una de esas recetas de domingo despuès de una noche de despilfarro que te salvan la existencia.
Aún así quería comentar unas cosillas y truquillos añadidos:
El tomate si puedes rallarlo y si puedes evitar que sea de bote mejor. Los tomates de bote rollo Solis estàn hechos con tomates pasados y llevan edulcorantes añadidos. Lo natural siempre es mejor.
El colorante no da sabor solo "colora". Siempre mucho mejor añadir ese azafràn que comentabas.
Un truquillo para que el azafràn refuerce aùn màs el sabor es hacer una paquetito con papel de alumnio y si tienes el horno encendido, lo dejas unos minutos ahì dentro o si no lo dejas unos minutos a la plancha. Con el calor se abren los poros y sueltan todos los aromas y aceites.
Como ùltimo, si vs a añadir caldo al final, que el caldo esté caliente,porque sino puede cartar la coccion del arroz y puede dejar el grano duro.

elchef dijo...

Muy buena receta, hermano. Desde luego para lo que nos viene encima en otoño y en invierno es una de esas recetas de domingo despuès de una noche de despilfarro que te salvan la existencia.
Aún así quería comentar unas cosillas y truquillos añadidos:
El tomate si puedes rallarlo y si puedes evitar que sea de bote mejor. Los tomates de bote rollo Solis estàn hechos con tomates pasados y llevan edulcorantes añadidos. Lo natural siempre es mejor.
El colorante no da sabor solo "colora". Siempre mucho mejor añadir ese azafràn que comentabas.
Un truquillo para que el azafràn refuerce aùn màs el sabor es hacer una paquetito con papel de alumnio y si tienes el horno encendido, lo dejas unos minutos ahì dentro o si no lo dejas unos minutos a la plancha. Con el calor se abren los poros y sueltan todos los aromas y aceites.
Como ùltimo, si vs a añadir caldo al final, que el caldo esté caliente,porque sino puede cartar la coccion del arroz y puede dejar el grano duro.