martes, 17 de abril de 2012

Gnocchi con salsa de salvia y azafrán

Hacer pasta fresca casera es como hacer una expedición al Tíbet: es un trayecto largo, hay que ser muy paciente y no menos valiente. Pero tenemos la suerte que podemos comprarla ya hecha, en establecimientos como "El Mercado de San Miguel" o en la trattoría de la calle Cervantes en el Barrio de las Letras.Dentro de esta categoría, aunque no sea pasta, puesto que están hechos de patata, los gnocchi sólo merecen la pena cuando son de producción artesanal. Así pues, el domingo pasado inventamos esta receta:
Ingredientes para 4 pax:
600 g de gnocchi ( blancos, aunque puedes escojer los que quieras )
1/2 puerro
5 hojas de salvia
1 cucharada sopera de mantequilla
1 vaso de crema de leche
una cajita de azafrán ( sé que el azafrán siempre suena a carísismo, pero no es así si no compras el más caro)
1 chorrito de caldo de pollo
agua
sal
100 g queso manchego curado o parmesano
pimienta recién molida

Elaboración:
Limpiar bien el puerro. Cortar en minepoix. En una sartén, deshacemos la mantequilla. Añadimos el puerro y dejamos que se dore a fuego medio. Añadimos el caldo de pollo y dejamos que reduzca. Añadimos el azafrán. Dejamos que suelte los aceites durante un par de minutos y añadirmos  las hojas de salvia y la crema de leche. Salpimentamos y dejamos reposar 1 hora.
Ponemos abundante agua a hervir con algo de sal. Añadimos los gnocchi. Suelen tardar entre 3 y 4 minutos. Ten cuidado que no se pasen de cocción, porque pierden la gracia. Colar.
Añadir un chorrito más de nata a la salsa y volver a calentar. Añadir los gnocchi a la sartén con la salsa. Pimentar al gusto.



3 comentarios:

David Sigüenza dijo...

Está delicioso ¡Doy Fe! Muchas gracias Chef

Alfonsucio dijo...

Yo también quierooo

Archo dijo...

y yo....