domingo, 10 de febrero de 2008

El perfume y los orgasmos culinarios

El otro día compré el DVD de "El Perfume", cuyo libro leí hace ya unos 7 anios en el cole de Patrick Süsskind. Gran pelicula, bien rodada, buena actuación especialmente por parte del protagonista, cuyo papel no es nada fácil y especialmente gran escenografía.
La novela trata ante todo de olores, todo tipo de olores, ricos, apestosos, fétidos, maravillosos, y todos los adjetivos y muchos más que se te puedan ocurrir referente a los olores y sobre un tipo que tiene el don de reconocer y memorizar todos esos olores e incluso combinarlos.
El propósito del protagonista es crear un perfume de mujer, un perfume creado a base de esencias de mujer ( dicen que "la esencia es el alma de las cosas") que sobrepasará los limites de la realidad común puesto que conquistará las almas y los corazones de aquellos que lo consuman.
No pienso revelar el final de la historia pero la cuestión que me plantée al leer la novela fue:
Ya que muchas de las emociones y sentimientos del cuerpo humano son creadas a base de reacciones químicas, la mayoría naturales a través de por ejemplo hormonas o adrenalina, o reacciones provocadas a través de la ingestión de por ejemplo drogas, podremos crear un plato, una combinación de ingredientes, una fusión de texturas, una armonía de sabores que creen exactamente lo que nosotros queremos provocar en las personas. Hablo de detectar cuales son las reacciones comunes de cada persona e influir sobre ellas a través de una experiencia culinaria. Ya se vió en "Matrix" el postre de chocolate que provocaba un orgasmo. Exactamente a eso me refiero, solo que yo lo pensé antes (jeje, cabrones).
Dentro de esa experiencia culinaria, dentro de esa chucharada o mordisco, tiene que haber una egemonía tal entre todo lo que percibimos consciente e inconscientemente, que resulta increible que se esté consiguiendo a través de lo que hoy denominana la cocina "tecno-emocional".
Sin embargo, a lo que yo me refiero, no es solo a la primera instancia de la ingestión, sino tambien , como con las drogas, al proceso de digestión que debe crear esa reacción deseada.
Soy un friki, lo reconozco, pero soy feliz con ello.

3 comentarios:

Alfonsucio dijo...

Efectivamente eres un jodido friki, pero te queremos. Por cierto, imperdonable mi falta el viernes pero me acosté a las 4 y me levanté a las 8 zombi perdido, incapaz hacer nada. la próxima imperdible

Katrina Van Dassos dijo...

Si el sentido del olfato dicen que es el que con más intensidad evoca un recuerdo... por algo será.

Y sí, el libro es la polla!!!!!!
Acojonante cómo deshilacha los olores.


Salud-os!

gomezinho dijo...

Hola Katrina. Bienvenida al blog.
En un libro que estoy leyendo de Isabel Allende ´titulado "Afrodita", tratado sobre la cocina y el erotismo, hay una referencia al olfato. " La nariz es capay de detectar más de diez mil olores y el cerebro de diferenciarlos, sin embargo para ese mismo cerebro suele ser imposible distinguir entre lujuria y amor. El olfato es, desde elpunto de vista de la evolución, nuestro sentido más antiguo. Es preciso, rápido, podereoso y se graba en la memoria con tenaz persistencia, de ahí el éxito de los perfumes, cuyo secreto es usar siempre el mismo, hasta convertirlo en un sello personal e intransferible, algo que nos identifica."