miércoles, 17 de octubre de 2012

Partir la madre, 2




Nunca he sido un gran fan de Mucho Muchacho, ya lo sabéis, pero hay que reconocer que tiene un estilazo y su asociación con Cookin Soul (Cococococococoooo kin soul) le ha sentado muy bien, porque ponen unas basazas que pa qué.
El último ejemplo: cambios, todo son cambios.

1 comentario:

Elchef dijo...

Los grandes de los 90 tienen un mérito del copón. A parte que son los únicos con el estilo maduro que a mí me mola. Dejando huella